jueves, 30 de octubre de 2014

MI ESCUELA ES UN ASCO...

Ultimamente he escuchado los comentarios de algunos amigos mios o bien, alumnos que vienen a recibir clases de regularización conmigo, y dicen cosas como: "estudio en la UNAM, pero la verdad le falta nivel" "El Poli esta muy mal, el nivel ha bajado mucho" "Los maestros son muy malos, no enseñan, no asisten a dar la clase, no saben" "bla bla bla" Alumnos de 6 y 7 de promedio, quejandose del bajo nivel de sus escuelas jajajaja, pobres pendejos.

Despegue

Siento como mis pies dejan el suelo lentamente, miro hacia arriba y veo que me esperan, me llaman, los que estan alla, donde yo quiero estar me llaman, en ese preciso instante, llegas tu, te cuelgas de mi cuello, me muerdes, me jaloneas, me oblogas a bajar de nuevo, al mundo terrenal.

HORARIO

Empezare a dormir de dia y trabajar de noche. Para no verte.

miércoles, 2 de abril de 2014

AL FINAL

Y al final, te meten en una bolsa de plastico gris, y la cierran.

lunes, 4 de julio de 2011

Pequeñas alegrías del ciudadano de a pie:

irse sentado de terminal a terminal en una de las líneas del metro.

domingo, 23 de enero de 2011

Hoy

Siempre se agradece escuchar unas hermosas piezas para cuerdas: piano y violoncelo, un domingo por la tarde.

Así es

LA CULPA ES TAN FEA, QUE NADIE SE LA QUIERE ECHAR

lunes, 17 de enero de 2011

domingo, 16 de enero de 2011

domingo de documental

acabo de ver un documental sobre gabriel orozco, artista mexicano, del cual hace un tiempo tuve oportunidad de ver una obra en el palacio de bellas artes. recuerdo que varias de sus instalaciones en la exposición me parecieron una colección sin sentido de basura, acomodada de alguna forma caprichosa que, seguramente en su momento, gabriel colocó uno dos o tres centímetros más allá o más acá hasta que le pareció armonioso, bonito. honestamente, yo pensé que si hubiéramos metido una lata vacía de coca-cola o un vasito vacío de nieve (con todo y cucharita lamida) de contrabando al museo y la (lo) hubiéramos dejado ahí, en la mesa donde estaba toda su colección de basuritas acomodadas, nadie, mas que gabriel y nosotros (mis amigos y yo) -y quizá alguna que otra cámara de vigilancia-, se habría dado cuenta de que esas chunchitas no pertenecían a la instalación original.

hubo otras cosas que sí me gustaron, pero después de ver el documental, me di cuenta de que eran las que habían requerido de un estudio un poco más elaborado, y que me gustaron por el juego geométrico que presentaban.

gabriel dijo en su documental que una crítica en frankfurt había dicho que el arte moderno se había convertido en una especie de fast food, que era demasiado fácil hacerlo. yo pensé más o menos lo mismo cuando vi sus instalaciones, ya lo dejé entrever antes: un conjunto de basuritas acomodadas en una mesa. luego, gabriel dijo que esa crítica le había gustado porque mostraba que la gente es capaz todavía de indignarse ante algo que no le parece meritorio de ser visto y agregó que su trabajo tenía el valor de que solo él tuvo los huevos de realizar algo que era muy fácil y que cualquiera lo podría haber hecho. yo creo que -sin saber nada del tema, es puro sentimiento mío-, que para vivir del arte, se requiere más de contactos que de tener los huevos de hacer algo distinto. es cuestión solo de asomarte al facebook o a blogs de personas que toman fotografías, que hacen diseños que ven algo bien acomodado en su escritorio y toman una foto, para darse cuenta de que no es tener los huevos, sino de estar bien conectado en el medio. ojo, no estoy diciendo que sienta que gabriel hace puras porquerías sin pensar, solo trato de decir que una vez que eres famoso, tienes oportunidad de hacer cosas "fáciles", como diría el crítico aquel.

después de ver el documental, yo creo que sus instalaciones adquieren una belleza especial al ser fotografiadas. verlas en vivo a mí no me dejó nada especial. me aburrió el contenido y sí, me indigné, pero me indigné de que se le pague a alguien por poner basuritas en una sala de exposición (¿a poco el señor que vende en el tianguis chunchitas viejas no las acomoda en el piso para que se vean armoniosas y voltees a verlas cuando pasas a su lado?... y él no se hace famoso por eso). hubo alguien en el documental que explicaba lo profundo del sentido que había en unas latas con etiqueta de cerveza pegadas, daba una explicación muy personal, está bien, qué bien que le provoque algo. a mí no me provocó nada, y menos después de escuchar a gabriel solo decir: "esas latas se ven lindas"... si la intención era que se vieran lindas, yo no conseguí verlas así. yo creo que hay cosas que se ven bonitas y las agradezco. hay otras que no entiendo, pero que llevan una intensión al ser elaboradas, que cuando la conozco, adquieren sentido para mí.

quién sabe, quizá solo sea que en mi caso se aplica lo que gabriel dijo en una parte del documental: cuando uno tiene muchas expectativas es más ciego, cuando hay muchas expectativas hay decepción y lo poético surge cuando no tienes expectativas.

en fin, a mí no me gustan para nada ciertas instalaciones de gabriel orozco, no me dicen ni me dejan nada; sin embargo, después de ver el documental y ver ciertas tomas de ellas en ciertos ángulos y acomodos, esas fotografías me gustaron en cierto sentido, creo que tienen cierta armonía geométrica que me gusta, o sea, como que su obra de 3d la prefiero en 2d.

por lo que he escuchado, esto del arte siempre es cuestionable. yo no sé nada de arte, no lo he estudiado y conozco poquísimo. en mi poco recorrido, que es muy corto, para mí una obra vale por dos cosas: por la sensación que te produzca al tener contacto con ella o por el motivo por el que fue creado y cuando lo sabes, adquiere un nuevo sentido, algo más estudiado; y como en todo, entran juicios de valor, experiencias propias y toda la vida que llevamos a cuestas.

en un punto del documental recordé una frase de borges que me encanta: "la belleza no es privilegio de unos cuantos nombres ilustres...". yo creo también que hay algunos nombres ilustres que no siempre hacen cosas bellas.


inquietante

creo que debo comenzar a considerar el analizar por qué he soñado dos veces con josé narro... sobre todo si en una noche era mi colega (más bien ayudante) y en otra se iba a comer conmigo unos tacos de guisado en un puesto de una colonia popular (dejando de forma consciente sus obligaciones de rector de la unam a un lado, cabe decir).

hoy

ir a nadar a cu en domingo tiene varios encantos: se puede disfrutar de una de las muchas facetas de ciudad universitaria, aquélla en la que se convierte en un parque de diversiones familiar en el que familias enteras -desde abuelos hasta nietos- pasean en bicicleta con sus cascos de color y sus bicicletas que combinan y en la que se respira un aire sin prisas, como ajeno al distrito federal, donde la gente -con o sin perros- permite que pasen las horas y solo están ahí, viviendo el momento sin preocupaciones.

además, el ambiente en la alberca se transforma, parece un balneario, hasta te sientes raro si haces tus rutinas: tres vueltas de dorso, tres pataleando, varias de crol, regresa a la de dorso para descansar, etc., el aire se percibe más ligero, hasta puedes escuchar la charla de quienes chapotean varios metros alejados de ti, como si esa ligereza lo permitiera.

todo ciudad universitaria se vuelve más lento, se deja escuchar, los edificios te hablan con su arquitectura y los caminos adquieren otro sentido, dejan de ser un instrumento para llegar a la facultad, al instituto, a la biblioteca, se dejan ver y oler y te permiten sentirte en ellos como si por primera vez los recorrieras.

el cielo también cambia, pareciera que todo se inmoviliza cuando miras hacia arriba -y mucho rato se tiene que ver cuando nadas en dorso-, todo es lento y tranquilo, hasta el grafiti pintado en el piso pidiendo respeto al ezln parece descansar, como si su proclama fuera de otra época y hubiese tenido sentido en otro espacio.

todo se deja percibir con más honestidad, todo es más legítimo: los circuitos, los árboles, las bardas, las plazas, las hojas de los árboles que ocupan el lugar de los autos en el pavimento. en cierta forma puedes escuchar respirar a esa ciudad universitaria haciéndolo con calma, como si todo el resto de la semana solo se ocultara para dejar paso a las prisas, clases, investigaciones, automóviles, entrenamientos y todo eso que ocurre en ella.

y, bueno, dije ir a nadar, pero supongo que debe sentirse lo mismo si solo se va a caminar o a andar con el perro o a jugar frontenis, supongo que cu ofrece lo mismo para todo aquel que dé dos pasos en ella en domingo.

sábado, 15 de enero de 2011

hoy

Qué chido es caminar por el centro histórico de la Ciudad de México, esquivar gente que va de compras, familias enteras arrastrando a sus niños de la mano por las calles, rodearse de gente.

jueves, 23 de diciembre de 2010

sábado, 9 de octubre de 2010

De fondo

Me gusta que el fondo sea negro, porque en el fondo, parece espejo

Liniiiiiiii!!!


Esto me recuerda algo que publiqué hace unas entradas atrás :-O

lunes, 4 de octubre de 2010

Detalles

No me había dado cuenta de que el significado de estas dos palabras tiene cierto parecido



Muro y Pared



Caí en la cuenta de lo mucho que se parecen estando recostada en mi cama viendo la ventana (¿o al infinito?) y acordándome de que hace un tiempo me admiraba de ver una pared bellísima, robusta, amplia, tan amplia que aún separada de ella una buena distancia, debía girar la cabeza de lado a lado para ver sus extremos.


Es una pared decorada con formas colocadas en perfecta armonía, geometría deliciosa acomodada al ritmo de una pieza musical, y colores escogidos con cuidado quizá por una mano exquisita. Una pared toda ella muy digna de verse.


Podría haber estado así años, enajenada mirando los detalles de las líneas y colores, las vueltas, los ángulos, el punto preciso, la gota accidental, el trazo veloz y furioso, los oscuros y los claros, los sepia y los pardos, los cálidos y los fríos. Además, por si fuera poco, sobre ella no solo había líneas: había texturas, tenía cuadros y varios textos. Sí, podría parecer demasiado sobrecargado, muy barroco para una sola pared aunque su área fuera inconmensurable, podría parecer demasiado para una imaginación estándar, ordinaria como la mía, sin embargo, de alguna forma los cuadros quedaban bien: encajaban cuidadosamente en la composición, y las texturas que sobre ella yacían le daban una sensación al tacto que podría parecerse a cierta excitación sexual: un cosquilleo en los dedos hacía innegable cierta satisfacción, cierta inquietud por seguir explorando. A veces pasaba la palma de la mano extendida sobre su superficie solo para tratar de captar más área y sentir con mayor ambición todo aquello asequible al tacto, como cuando te metes a la boca una enorme cucharada de yogur porque quieres que el sabor te invada toda la boca. Así eran sus texturas, difícil describir el detalle microscópico de cada pliegue, gránulo o surco, solo recuerdo que el conjunto provocaba ganas de arroparse con su superficie, doblarla como si se tratase de una cobija y hacerse un taquito bien ajustado dentro de ella.


Por otro lado, los cuadros aquellos yo los veía como accesorios: no eran parte de la pared propiamente, pero, de alguna forma obligada, eran importantes para el conjunto; quizá porque no eran la pared propiamente, sino que eran de la pared, pertenecían a ella, como cuando uno hace suyas ciertas cosas materiales. Los cuadros eran peculiares, no eran necesariamente rectangulares ni eran definitivos. A veces se encimaban uno sobre otro suplantando los pasados como si se tratase de nuevos gobernantes edificando sobre ruinas de los anteriores; pero ninguno quedaba oculto por el nuevo, todos se dejaban ver, y todos formaban parte del presente. Unos cuadros tenían forma rectangular, los más pequeños, pero otros, los más, tenían formas caprichosas, extravagantes, una cantidad numerosa de marcos estaban formados por trozos de otros marcos provenientes de otros lados, había marcos hechos de marcos que estaban hechos de marcos que estaban hechos de marcos... Ajá... Como un collage-fractal. Cada marco albergaba un cuadro realizado con detalle y conciencia quizá por aquella misma mano exquisita. Siempre creí que los cuadros habían sido elegidos por la pared de forma correcta para hacerlos motivo de su decoración.


Había textos, ya lo dije, estos, como toda la pared, eran textos diversos, se les encontraba de vez en cuando, un día perdido entre muchos se dejaban ver, aparecían incrustados sobre ella en diversas formas, a veces como dibujados por un meticuloso calígrafo, con letras claras, fáciles de leer; otras como si se hubieran escrito al pasar, otras no tan pretenciosas en las que encontraba, a mi entender, parte de su historia. Nunca supe si era ella la creadora de esos textos o si otra mano los había colocado ahí. A veces sentía que era su forma de expresarse, pero era difícil saberlo.


En conjunto, todo estaba colocado con sumo cuidado sobre ella para lucir como debía: Atrayente, embriagante, hipnotizante. Lo que sigue es un tanto difícil de explicar: ella era cálida. Lo raro, claro, era que no le daba el Sol, pero seguro tendría que ver con el material del que estaba construida, si te arrimabas mucho a ella, no pasabas frío.


Hablando de los colores, estaban tan bien elegidos y colocados que a veces me daba la impresión de que tenían luz propia, incluso a veces me imaginaba ver incrustadas en ella secciones translúcidas, como cuando miras a través de un espejo empañado, o un vidrio esmerilado... pero más bello.


Sí, era una pared muy linda. Y la vi con mis ojos, no miento. Puedo jurarlo con la mano sobre mi corazón. Fueron visiones casi sobrenaturales, difícil de describirlas con palabras mundanas. La encontré por casualidad mientras caminaba por ahí, entre calles ordinarias, con bardas, ventanas, niños corriendo tras una pelota, edificios de varios pisos, señoras que vienen del mercado cargando sus bolsas, con sus mejillas rojas por el calor o el frío de cualquier día del año. La descubrí un día como cualquier otro, o quizá no como cualquier otro, esta vez creo que estaba prestando más atención al camino o ¿quizá caminaba por otras calles? Creo que sí, creo que di vuelta en aquel callejón que está en la esquina donde siempre duerme el Güero, el perro que es el dueño y señor de las calles de acá.


Y, sí, es claro, la vi y me volví adicta a ella, iba seguido a verla, era interesante observar los detalles de su metamorfosis y preguntarse cómo ocurría todo aquéllo. Fue pasado un tiempo después cuando me animé a tocarla; no fue fácil, porque uno no se anda encontrando ese tipo de cosas por ahí todos los días. Luego, abrí la boca y todas esas ondas viajando a 300 y feria metros por segundo se estamparon sin piedad sobre aquella superficie de relieves y figurillas y... ¡Oh! ¡Sorpresa! ¡Me fue regalado el milagro de presenciar una de sus muchas metamorfosis!. De pronto imaginé que ese frente de onda había sido muy fuerte y que ese pedazo de superficie había sido muy maleable permitiendo así que la física hiciera lo suyo y modificara la textura; pero no, porque luego susurré cosas y pasó lo mismo, incluso esta vez con más filigrana. Me daba tanta curiosidad todo esto y, como es natural, seguí y seguí yendo a verla, me quedaba sentada horas frente a ella viendo qué había de nuevo esta vez y aquélla y otra más. Le hablaba, le susurraba, le cantaba. ¡Me gustaba tanto mirarla! Aunque eran varias, no me importaban las cuadras que debía caminar para hallarla.


Iba ahí todos los días sin falta... hasta que ocurrió lo que debía ocurrir: un día me di cuenta de que solo era una pared. Era hermosa, cierto, pero era un sólido inerte. Sí, pasó eso que estaba dibujado en la línea del tiempo: Dejé de ir. Esa pared es lo más, en serio, es muy recomendable pasar a verla, yo la visitaría miles de veces más porque me parece fascinante, pero quizá en otro momento yo esperaba algo ¿qué? ¿un milagro que le regalara voz y la hiciera persona? Quizá... Y quizá en otro universo sí, pero en este está difícil, ella es una pared y yo, hasta donde mis células me lo indican y mis pocos conocimientos de biología me dictan, soy un homínido, "un amasijo hecho de cuerdas y tendones", diría el cantor, y un poco más: como buen ser intrínsecamente social, me nutro del intercambio de ideas y sentimientos, miradas, sonrisas, chistes comunes, amor recíproco. Así que aquel día cuyo recuerdo todavía me sopla ligero sobre mi piel y eriza mis emociones, seguí con la yema de uno de mis dedos una de las líneas de la pared, una que comenzaba justo en su centro, justo donde un gorrión una vez picoteó para comer piedritas, y recorrí todos sus colores y texturas como hace un auto en el rally Dakar entre Chile y Argentina. Me topé con un cuadro y me detuve un rato a la orilla de su marco, subí con mi dedo y brinqué al lienzo, recorrí la pintura que el marco delimitaba, sin querer me ensucié con un poco de tinta fresca, recién colocada, quizá antes de que yo llegara ese día. ¡Una nueva imagen nacía y a mí casi me tocó ver su nacimiento! En fin, mala suerte, de aquella tinta fresca que dilucidaba una naciente figura solo me queda un manchón tenue en mi dedo. Después de esa pausa, seguí delineando con mi dedo... bueno, no, en este punto ya eran cuatro de mis dedos siguiendo el camino de la línea que se prolongaba como si estuviera formada por kilómetros de tinta, absorta en algo que no recuerdo, mirando sin mirar, solo avanzando... ¡caminé tanto! Y, nada, sí, como era de esperarse, de tanto caminar absorta, no me di cuenta del punto en el que se desvaneció la línea y acabé en las calles conocidas del barrio conocido de esta ciudad no tan conocida. Sí, también hay otras cosas lindas por acá, claro, pero por ahora eso no me maravilla. La pared me dejó increíbles bellezas para contar, pero yo seguiré con mi condición de homínido, mirando, compartiendo, platicando, abrazando, sonriendo, y a veces, por qué no, llorando un poco.



¡Ah! !Pero me desvié¡ Todo esto venía a cuento de que se me figuró que un muro y una pared son un tanto parecidos. Quizá un muro es un poco más abstracto, más formal, más seco y serio que una pared, pero tienen algo similar, o al menos eso me pareció en una primera aproximación. ¡Ah!, y, sí, claro, también, en una vida pasada me topé con un muro que me llamó la atención, pero de eso casi ni me acuerdo... ya hace tanto tiempo y tantas cosas.



¡Qué sorpresa darse cuenta hoy de los sinónimos! Y todo por mirar a través de una ventana.

domingo, 15 de agosto de 2010

Necesito aire

sábado, 13 de marzo de 2010

Epitafio

Luego de una pequeña reflexión, finalmente concluyó que después de todo este tiempo, el único gusto que le quedaba por él era su mitsubishi eclipse anaranjado.

lunes, 1 de febrero de 2010

Mensaje al celular

¡Felicidades amiga! ¡Que la pases súper! Mmmm... ah... ¿También cambiaron tu cumple o nada más el día festivo?

Jorge Delgadillo

¡¡¡La risa, uno de mis mejores regalos adelantados de cumpleaños!!! XD

¡Graicas Jorge! ;)

domingo, 31 de enero de 2010

Aforismo

Amarse a sí mismo al menos tiene una ventaja: no hay muchos rivales.

Georg Christoph Lichtemberg

Poemita

La nieve puso un mantel callado sobre todo.
No se siente sino lo que pasa dentro de casa.
Me envuelvo en un cobertor y no pienso siquiera en pensar.
Siento un gozo de animal y vagamente pienso,
Y me adormezco sin menos utilidad que todas las acciones del mundo.

F. Pessoa

sábado, 23 de enero de 2010

gaby

lo siento mucho

viernes, 15 de enero de 2010

¡Buenísimo!

Da un click aquí

Es una columna de hace un par de meses, pero nunca está de más...

09-Nov-2009

Tiempo de Negocios

Darío Celis

La red de fibra óptica de la CFE (y el plus de LyFC) vuelve a su dueño: Gil Díaz


Hay un común denominador entre la pretensión de extinguir Luz y Fuerza del Centro (LyFC) y acelerar los tiempos para la licitación de un par de hilos de la fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El factor se llama privatización. El problema no es abrir el patrimonio estatal al capital privado, sino que el gobierno de Felipe Calderón no lo reconozca y, peor aún, que monte un teatro para ocultar lo que ya tiene previamente pactado.

A estas alturas es muy sabido que el Presidente se siente en deuda con Francisco Gil Díaz. La cabeza de Telefónica-Movistar se convirtió en una suerte de asesor del michoacano, quien incluso le ofreció dirigir Pemex.

No logró convencerlo, pero aquél sí convenció a éste para dejar en esa posición a Juan José Suárez Coppel, quien fue su coordinador de asesores en la Secretaría de Hacienda, y de ahí lo envió a la dirección de finanzas de Pemex. Además de controlar la paraestatal vía Suárez Coppel en todo el sexenio de Vicente Fox, Gil Díaz también tuvo pleno dominio de la CFE. Tan fue así que empezó a construir la red de fibra óptica oscura que hoy se pretende licitar.

En agosto le contamos que una de las razones por las cuales César Alierta contrató a Gil Díaz para presidir Telefónica en México, fue para garantizarle a su empresa el control de la red de la CFE, la única capaz de competir con Telmex.

Se tiene documentado que, desde 2003, siendo titular de la SHCP, el ahora capitán de Movistar empezó a desviar recursos de la CFE para desarrollar los hilos de fibra óptica. Lo hizo hasta 2005, cuando se percató el Congreso.

Los diputados cayeron en cuentas de que algunas partidas que autorizaron a la empresa que dirige Alfredo Elías Ayub no se relacionaban con su presupuesto. Los recursos se aplicaban para tener lista una infraestructura a privatizar.

Y es que desde entonces la también empresa española WL Comunicaciones se acercó a la CFE para tomar ventaja en el desarrollo de esa red para después operarla como carrier de carriers. WL inició gestiones con Ernesto Martens, quien fue secretario de Energía de 2000 a 2003. Los acuerdos estuvieron vigentes hasta 2006, lo cual quiere decir que los conocieron el mismo Calderón y Fernando Canales.

Calderón fue titular de Energía de 2003 a 2004 y Canales de 2005 a 2006. Curiosamente todos estos personajes (Gil Díaz, Calderón, Martens y Canales) tienen en común intereses alrededor de la red de fibra óptica.

Fueron dos razones por las cuales los españoles de WL se retiraron de México: porque el Congreso empezó a investigar los desvíos de Gil Díaz en la CFE y porque Energía no les pudo asegurar la interconexión con la red de LyFC.

En 2006 WL vendió sus intereses en el país a Martens y a Canales, cuando éste todavía era secretario. Más aún, también siendo miembro del gabinete, Canales intervino para que LyFC le diera una concesión a WL.

Es la misma cuya existencia denunció hace unas semanas el líder del Sindicato Mexicano de Electricistas, Martín Esparza. O sea que Canales y Martens quisieron terminar lo que los españoles no lograron: entrelazar ambas redes.

Ahora tenemos que Gil Díaz y Telefónica llevan mano en la licitación de la red de la CFE, y el gobierno federal use toda la fuerza del Estado para desaparecer al sindicato que se opuso a la privatización de su red.

No va ser fácil forzar a Banorte a subirse al concurso mercantil de Comercial Mexicana. Habría suficientes elementos para obstaculizarlo. Se hace referencia a la validez de algunos derivados. Y es que salvo Barclays, de José Antonio González, se tiene evidencia de que los demás abusaron de los contratos y fórmulas para calcular montos y cierres. Hablamos de Goldman Sachs de Martín Werner, JP Morgan de Eduardo Cepeda, Merrill Lynch de Orlando Loera y Citi de Manuel Medina.

Mañana Mexicana, de Gastón Azcárraga, arranca en Oneworld, el consorcio de aerolíneas que mueve al año más de 330 millones de personas a través de 700 destinos en 150 países. Hoy por la tarde arriba John MacCulloch, presidente de este megacarrier. Lo acompañan Gerard Arpey, presidente de American Airlines, y Antonio Vázquez, mandamás de Iberia. Harán el anuncio oficial. Mexicana, que dirige Manuel Borja, será el miembro número 11.

Al final, cerca de 140 millones de dólares perdió Citi, que preside Vikram Pandit, en el desarrollo inmobiliario Loreto Bay. Nos referimos al complejo de 120 hectáreas en la zona de Nopoló, Baja California, y que recién adquirió en subasta Eustaquio de Nicolás, el de Homex, asociado con los hermanos Arturo y Roberto Alcántara. Pagó cerca de 29 millones de dólares. Citi lo embargó a David Butterfield, dueño de TSD, tras su imposibilidad de comercializarlo.

Hace unos días le referíamos el proyecto de Reforma 432, torre de departamentos de 40 pisos que promueve Jacobo Zuckenberg y en el que van como inversionistas Pablo e Israel Brener. La novedad es que también estarían Isaac Hamui, Eduardo Sacal y Abraham Bissu. Todos son accionistas del St. Regis, de 31 niveles y que se ubica justo frente a donde estará este nuevo rascacielos en el que se invertirán unos 120 millones de dólares.

Son 80 millones de dólares lo que Minatrico y Ebramex pidieron a Pemex para recuperar 150 millones que han invertido en los paquetes 4 y 5 de la reconfiguración de la refinería de Minatitlán, proyecto que registra un atraso de dos años. Nos referimos a las empresas brasileña Odebrecht de Emilio Odebrecht, la española Técnicas Reunidas de Manuel Sánchez y la mexicana Grupo R de Ramiro Garza. El consorcio tuvo que inyectar dinero propio a cuenta de Pemex.


--------------------------------------------------------------


Un aplauso a estos ilustres empresarios, tan llenos de visión en el futuro, es impresionante cómo se van tejiendo las redes y alianzas para alcanzar un objetivo. Años de dedicación y cuidados. Mucha paciencia... ¿Que estorban 44000 empleados? ¿Y el resto de la nación? Bueno, no importa... Intereses son intereses, ¿no? Un costo debía tener todo eso...


jueves, 14 de enero de 2010

Peter Handke - Lied Vom Kindsein (Canción de la niñez)


Acá, leído por Bruno Ganz

(Traducción del alemán por Gabriela Fanzone)

Cuando el niño era niño,
andaba con los brazos colgando,
quería que el arroyo fuera un río,
que el río fuera un torrente,
y este charco el mar.

Cuando el niño era niño,
no sabía que era niño,
para él todo estaba animado,
y todas las almas eran una.

Cuando el niño era niño,
no tenía opinión sobre nada,
no tenía ningún hábito,
frecuentemente se sentaba en cuclillas,
y echaba a correr de pronto,
tenía un remolino en el pelo
y no ponía caras cuando lo fotografiaban.

Cuando el niño era niño
era el tiempo de preguntas como:
¿Por qué yo soy yo y no soy vos?
¿Por qué estoy aquí y por qué no allá?
¿Cuándo empezó el tiempo y dónde termina el espacio?
¿Acaso la vida bajo el sol es tan solo un sueño?
Lo que veo oigo y huelo,
¿no es sólo la apariencia de un mundo frente al mundo?
¿Existe de verdad el mal
y gente que en verdad es mala?
¿Cómo es posible que yo, el que yo soy,
no fuera antes de existir;
y que un día yo, el que yo soy,
ya no seré más éste que soy?

Cuando el niño era niño,
no podía tragar las espinacas, los porotos,
el arroz con leche y el coliflor.
Ahora lo come todo y no por obligación.

Cuando el niño era niño,
despertó una vez en una cama extraña,
y ahora lo hace una y otra vez.
Muchas personas le parecían bellas,
y ahora, con suerte, solo en ocasiones.
Imaginaba claramente un paraíso
y ahora apenas puede intuirlo.
Nada podía pensar de la nada,
y ahora se estremece ante a ella.

Cuando el niño era niño,
jugaba abstraído,
y ahora se concentra en cosas como antes
sólo cuando esas cosas son su trabajo.

Cuando el niño era niño,
como alimento le bastaba una manzana y pan
y hoy sigue siendo así.

Cuando el niño era niño,
las moras le caían en la mano como sólo caen las moras
y aún sigue siendo así.
Las nueces frescas le eran ásperas en la lengua
y aún sigue siendo así.
En cada montaña ansiaba
la montaña más alta
y en cada ciudad ansiaba
una ciudad aún mayor
y aún sigue siendo así.
En la copa de un árbol cortaba las cerezas emocionado
como aún lo sigue estando.
Era tímido ante los extraños
y aún lo sigue siendo.
Esperaba la primera nieve
y aún la sigue esperando.

Cuando el niño era niño,
tiraba una vara como lanza contra un árbol,
y ésta aún sigue ahí, vibrando.


Y acá en almemán :-|


Als das Kind Kind war,
ging es mit hängenden Armen,
wollte der Bach sei ein Fluß,
der Fluß sei ein Strom,
und diese Pfütze das Meer.

Als das Kind Kind war,
wußte es nicht, daß es Kind war,
alles war ihm beseelt,
und alle Seelen waren eins.

Als das Kind Kind war,
hatte es von nichts eine Meinung,
hatte keine Gewohnheit,
saß oft im Schneidersitz,
lief aus dem Stand,
hatte einen Wirbel im Haar
und machte kein Gesicht beim fotografieren.

Als das Kind Kind war,
war es die Zeit der folgenden Fragen:
Warum bin ich ich und warum nicht du?
Warum bin ich hier und warum nicht dort?
Wann begann die Zeit und wo endet der Raum?
Ist das Leben unter der Sonne nicht bloß ein Traum?
Ist was ich sehe und höre und rieche
nicht bloß der Schein einer Welt vor der Welt?
Gibt es tatsächlich das Böse und Leute,
die wirklich die Bösen sind?
Wie kann es sein, daß ich, der ich bin,
bevor ich wurde, nicht war,
und daß einmal ich, der ich bin,
nicht mehr der ich bin, sein werde?

Als das Kind Kind war,
würgte es am Spinat, an den Erbsen, am Milchreis,
und am gedünsteten Blumenkohl.
und ißt jetzt das alles und nicht nur zur Not.

Als das Kind Kind war,
erwachte es einmal in einem fremden Bett
und jetzt immer wieder,
erschienen ihm viele Menschen schön
und jetzt nur noch im Glücksfall,
stellte es sich klar ein Paradies vor
und kann es jetzt höchstens ahnen,
konnte es sich Nichts nicht denken
und schaudert heute davor.

Als das Kind Kind war,
spielte es mit Begeisterung
und jetzt, so ganz bei der Sache wie damals, nur noch,
wenn diese Sache seine Arbeit ist.

Als das Kind Kind war,
genügten ihm als Nahrung Apfel, Brot,
und so ist es immer noch.

Als das Kind Kind war,
fielen ihm die Beeren wie nur Beeren in die Hand
und jetzt immer noch,
machten ihm die frischen Walnüsse eine rauhe Zunge
und jetzt immer noch,
hatte es auf jedem Berg
die Sehnsucht nach dem immer höheren Berg,
und in jeden Stadt
die Sehnsucht nach der noch größeren Stadt,
und das ist immer noch so,
griff im Wipfel eines Baums nach dem Kirschen in einemHochgefühl
wie auch heute noch,
eine Scheu vor jedem Fremden
und hat sie immer noch,
wartete es auf den ersten Schnee,
und wartet so immer noch.

Als das Kind Kind war,
warf es einen Stock als Lanze gegen den Baum,
und sie zittert da heute noch.
El mecanismo de construcción de una estructura. Trastocada por manos ajenas, una vida se retuerce en su presente, intentando identificar los nodos temporales y espaciales en que este vuelco o aquel nacieron para dirigirse al punto más elevado. Empieza en una hoja verde, la más alta de su copa, baja por las nervaduras siguiendo las palpitaciones de su savia, se divide, se tropieza, llora, se desgarra, se pierde entre la corteza y sus rugosidades, encuentra el ángulo y entiende. Sigue bajando, encuentra una coyuntura, ríe, entiende, llora, y sigue. Casi llega, siente las fibras más densas, más viejas, más amargas. Casi. Se empapa en la esperanza. Se embriaga en la dinámica. Llega a la tierra. Sin respuestas.
Otra hoja, faltó esa rama... y la otra... y la otra... Y se pregunta qué busca, para qué. Confunde el temblor de su miedo y lo justifica por el viento entre sus hojas. Se queda estática y recuerda que su existencia será demasiado larga; es vida de un árbol. Decide así estampar en su memoria su estructura actual, quedarse inmóvil, enamorarse de sus vuelcos y de los negativos de su imagen. Sabe que el ciclo de las preguntas volverá, pero para eso tiene tiempo, y ella solo se dejará llevar: ha entendido que es un juego para pasar el rato y, como todo juego, sin placer no funciona. Habrá que esperar la ansiedad por el incógnita y bajar de nuevo por sus venas cargando en su nuca una ilusión nueva.

martes, 12 de enero de 2010

Un fragmento de la novela 'Auto de fe'

Aunque no hay espíritu que medre con novelas, el placer que en ocasiones nos ofrecen se paga muy caro: acaban por erosionar el carácter más firme. Aprendemos a identificarnos con todo tipo de personas. Uno le coge el gusto a ese vaivén perpetuo y se confunde con los personajes que le agradan. Cualquier punto de vista nos resulta concebible. Nos lanzamos con fruición tras objetivos ajenos y perdemos de vista los nuestros. Las novelas son como cuñas que el escritor, aquel histrión de pluma, va clavando en la hermética personalidad de los lectores. Cuanto mejor calcule las medidas de la cuña y la resistencia por vencer, más dividida dejará a su víctima. El Estado debería prohibir las novelas.

Elias Canetti

domingo, 11 de octubre de 2009

... Nuestra gente de protección civil en la facultad de ciencias de la UNAM

Las dos señales dicen 'RUTA DE EVACUACIÓN' ¿A dónde ir?


Digno letrero en un recinto universitario.

martes, 15 de septiembre de 2009

Trabajando

Los más trabajadores de los cuatro. (No la subía porque el Hund dijo que no salió bien...)

Oli trabajando arduamente... Gabi también.


El gusto de Oli por las mandarinas hace que se vuelva un poquito más anaranjada cada día...


Rizos descansando

lunes, 14 de septiembre de 2009

Ups!!!!!

Sakira y Pink, se parecen en el cabello oxigenado, las dos llevan la "K"... que más? Corel Draw? Adobe Photo Shop? After effects? Power point? Noooooooo!!!! Es la entrega de los MTV Music Awards 2009...jejeje

jueves, 10 de septiembre de 2009

Qué se necesita para secuestrar un avión en México.

Si va a secuestrar un avión en México, tome una hojita y un lápiz para tomar nota de la siguiente lista:
1.- Un avión.
2.- Un ejecutor (Puede ser incluso un pastor).
3.- Una demanda (llevar un mensaje de Nuestro Señor a "nuestro señor presidente".
4.- Rehenes (Con el piloto basta)
5.- La policia (con millones de pesos en equipo, que se pagan con nuestros impuestos).
6.- Los medios de comunicación.
7.- Y lo mas, mas importante de todo: lleve DOS LATAS DE JUGO.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Acusando a Gaby (parte 1)




Para Gaby, siempre es


o demasiado temprano


o demasiado tarde


para comer fruta (cualquiera)


pero siempre es momento para comerse unos CHOCO-ROLES


lunes, 31 de agosto de 2009

Nocturno

ICN, madrugada. ¿Qué hago en el cubículo de Andrea?... No, más bien, ¿qué hace su cubículo en el ICN? Platicamos, como siempre, de la vida, de la profundidad de los sentimientos. Ella trabaja, ambas platicamos. ¿Hay un refri?... Mmm... OK, hay un refri... uno mini. El Insitituto está solo y al asomarme por la puerta veo el pasillo del edificio viejo y las puertas de los cubículos de estudiantes. La puerta abierta deja salir nuestra charla y alguien la escucha. Ese alguien sube las escaleras, da vuelta en el pasillo y se para debajo del marco de la puerta. Un tipo raro, estudiante sin duda. 'Escuché ruidos, ¿qué hacen?'. 'Trabajando'. Andrea, como siempre, valiente, encaró la situación; yo también me vi tranquila. Las dos nos estábamos cuidando una a la otra y cada quien a sí misma. Finalmente, el tipo este, tranquilamente, se fue del cubículo. Yo estaba bastante nerviosa, pero, al igual que Andrea, controlaba la situación. Él era un estudiante que jamás habíamos visto por ahí... Y no nos inspiró nada de confianza... Definitivamente un tipo raro. Se fue y cerramos la puerta. Seguimos platicando. Andrea, trabajando en la compu.
Pasaron unos minutos y escuchamos los pasos del tipo acercarse de nuevo. Sabíamos que nuestra situación no era la más oportuna: Solas en el instituto en plena madrugada: ¿3 am? No lo recuerdo bien. Él tocó la puerta del cubículo y pronunció algunas palabras, creo que quería platicar, al parecer, sentía buena la idea de compartir nuestros desvelos; pero ambas sentíamos mucha desconfianza, pensamos que, aunque fuera honesto, no nos íbamos a sentir a gusto con su presencia. Andrea, hábilmente y sin abrir la puerta le dijo en voz alta '¡uy, justo estamos a punto de dormirnos!', y apagó la luz momentáneamente. El tipo entendió y se fue. Oimos sus pasos alejarse por el pasillo. Yo tenía miedo, y sabía que Andra también, pero sabía que siempre se nos ocurriría algo para afrontar cualquier otra situación. Ella, por alguna razón, no lucía serena, estaba inquieta, ¿molesta, quizá? Comenzó a chatear con Milton. Claro, ya era hora, él ya estaría despierto. Ella se concentró completamente en eso. Yo miré por la ventana y vi una luz tenue en una de las oficinas del edificio que se encuentra frente al nuestro separado por un jardín. ¿Es la luz de Sussmann? -pregunté. ¿Sussman? -preguntó ella. 'No sé, ¿sí?'. 'Pues acuérdate que él se queda a dormir acá a veces...'. 'A ver... No, esa luz es de la oficna de Salgado. Pero fíjate bien, no es que esté prendida, es solo la luz del pasillo que se cuela por la ventila de su oficina'. 'Ah, es cierto, tienes razón'. '¡Lo que es querer ver esa luz prendida!' -pensé. 'Curioso, es la misma vista que tiene Chamín desde su cubículo... ¿Pues dónde es que queda el cubículo de Chamín?, ah, sí, en el piso de abajo, creo' -pensé. Volteé y Andrea estaba chatenado con Milton, él le preguntaba cómo podía llegar al metro Miguel Ángel de Quevedo y preguntaba por una puerta y una casa azul... ¿puerta?, ¿casa azul?. Andrea inquirió para qué quería saber eso. 'Oooh, nomás' -respondió él. Visiblemente a disgusto, Andrea terminó de platicar. 'Bueno, luego nos vemos' -dijo ella. Vamos a desayunar, acordamos. Ella preparó su desayuno: un huevo estrellado que se llevó al plato sin la yema, cocinado en la estufita que estaba al lado del refri. '¿No te comes la yema?'. 'No, tiene muchas calorías y no es muy buena'. 'Ah, órale, voy a hacer lo mismo de ahora en adelante'. (Risas de las dos). Preparé un huevo batido, sin sal, como siempre (la sal no es buena, pensaba, por eso siempre lo como así). Terminando, acomodamos unas yerbas comestibles y, no sé cómo, nos enteramos por fin por qué Milton buscaba esa dirección. No recuerdo bien, pero creo que le habían encargado buscar un lugar para una fiesta sorpresa de no sé quién. Él indagaba sobre el lugar, era todo. Todo bien, en realidad. Amanecía, la luz entraba por la ventana de mi cocina y Andrea y yo acomodábamos las yerbas sobre el refri de mi casa...

martes, 18 de agosto de 2009

Tengo una soledad
tan concurrida
tan llena de nostalgias
y de rostros de vos
de adioses hace tiempo
y besos bienvenidos
de primeras de cambio
y de último vagón.

Tengo una soledad
tan concurrida
que puedo organizarla
como una procesión
por colores
tamaños
y promesas
por época
por tacto
y por sabor.

Sin temblor de más
me abrazo a tus ausencias
que asisten y me asisten
con mi rostro de vos.

Estoy lleno de sombras
de noches y deseos
de risas y de alguna
maldición.

Mis huéspedes concurren
concurren como sueños
con sus rencores nuevos
su falta de candor
yo les pongo una escoba
tras la puerta
porque quiero estar solo
con mi rostro de vos.

Pero el rostro de vos
mira a otra parte
con sus ojos de amor
que ya no aman
como víveres
que buscan su hambre
miran y miran
y apagan mi jornada.

Las paredes se van
queda la noche
las nostalgias se van
no queda nada.

Ya mi rostro de vos
cierra los ojos
y es una soledad
tan desolada.

M.B.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Poema

En el obscuro jardín del manicomio.

En el obscuro jardín del manicomio
los locos maldicen a los hombres
las ratas afloran a la Cloaca Superior
buscando el beso de los Dementes.

Un loco tocado de la maldición del cielo
canta humillado en una esquina
sus canciones hablan de ángeles y cosas
que cuestan la vida al ojo humano
la vida se pudre a sus pies como una rosa
y ya cerca de la tumba, pasa junto a él
una Princesa.

Los ángeles cabalgan a lomos de una tortuga
y el destino de los hombres es arrojar piedras a la rosa.
Mañana morirá otro loco:
de la sangre de sus ojos nadie sino la tumba
sabrá mañana nada.

El loquero sabe el sabor de mi orina
y yo el gusto de sus manos surcando mis mejillas
ello prueba que el destino de las ratas
es semejante al destino de los hombres

Leopoldo María Panero

sábado, 1 de agosto de 2009

Anoche en el antro

'Estás más loca que una cabra'
*
*
*
La frase favorita de mi amiga Clau para mí =P.

martes, 21 de julio de 2009

Hace un minuto

Sobre la mesa hay muchas frutas, pero al entrar en la cocina, solo distingo un olor, el de la sandía recién partida mezclado con el de las guayabas. Jamás había reparado en la perfecta combinación de estos dos olores. Un olor digno de embriagarse con él.

lunes, 20 de julio de 2009

Bona


Mi perra se llamaba Bona. Cuando murió, la enterramos en el jardín de mi casa.
Ahora decimos que la tierra está abonada.

lunes, 13 de julio de 2009

Muero...



... de ganas por ver terminada la megaobra de mi amiga Oli !!!

<=D

viernes, 10 de julio de 2009

La magia de lo nocturno

Jueves 11:00 pm, noche de antro.

Con excelentes expectativas, salí de casa a las 10:00 pm.

El metro vacío a esas horas.

11:00 pm, cadenero en la puerta del antro, entrar y subir los dos pisos. Pararme junto a la ventana, cerca de la pantalla de videos... Esperar...

2:15 am, salir después de intercambiar números. Tres nuevos personajes en mi vida y pláticas casuales con otros tres. La cosa promete, fueron excelentes charlas.

2:30 am, llegar a la parada del metrobús y esperar junto con los otros. Disfrutar de esos 20 minutos viendo pasar a los autos, taxis y patrullas sobre insurgentes mientras llega el camión.

3:16 am, bajar del metrobús en san ángel y caminar al paradero a esperar la combi-taxi-colectivo que me llevará a casa.

3:45 am, platicar con los dos chicos que esperan, desupés de salir de su trabajo, en compañía de sus respectivas chelas, a que den las 5:00 am para tomar la combi en horario regular. Enterarme de que la señora de los tacos de guisado y carnitas llega a las 3:50 am a poner su puesto... ¡Y que la gente (trabajadores o gente que sale de los antros cercanos) la está esperando! Reír a gusto, como con cuates de antaño. (Ahora quiero ir al bar del Cluny).

4:00 am, tomar un taxi-colectivo (la combi-taxi-colectivo jamás llegó) y llegar a casa desupés de 20 minutos de recorrido.

La noche tiene algo especial, algo que hermana. Lazos nuevos con 5 personas en 5 horas... estoy verdaderamente satisfecha. Me gusta pensar que, a pesar de lo que se oye día con día, podemos confiar...

Definitivamente fue una hermosa noche.


Si pudieras ver

Que mi abrazo
Sea suficiente para protegerte
De los espantos del tiempo
Que como cuervos
Flotan en tu mente

Me armo de balas
De palos y granadas
No los sé usar
No te quiero ver llorar

Si pudieras ver
Lo que veo
Tú conmigo
Al final del horizonte
Arriba en el monte

Quisiera quitarte los miedos
Darte mis huesos
Pasarte la vida
Y darte un beso

Si pudieras ver
Lo que veo
Tú conmigo
Al final del horizonte
Arriba en el monte


San Pascualito Rey

domingo, 31 de mayo de 2009

PUMAS CAMPEON 2009


COMO NO TE VOY A QUERER??????

COMO NO TE VOY A QUERER?


SI MI CORAZON EN AZUL Y MI PIEL DORADA
SIEMPRE TE QUERREEEE

LOS POLIS COMO LOS CHINOS

NOMAS MILANDO


PUMAS CAMPEOOOOOOON

PUMAS CAMPEOOOOON

DALEDALEDALE-------OOOOOOOOOHHHHH!!!!!!




EL QUE NO BRINQUE ES TUZO!!!

EL QUE NO BRINQUE ES TUZO!!!



TODOS BRINCANDO AL PIE DEL ANGEL

Y COMO ULTIMAMENTE NOS HA TEMBLADO EN LA CIUDAD

POR UN SEGUNDO LO DUDÉ.....

PERO ERA LA PORRA....


GOOOOOOOOYA!!!!!!!!!!!

GOOOOYA!!!!!!!!!!


UNA RAYITA MAS PARA EL TIGRE....

ODIANOS MAS FELIPE CALDERON

JAJAJAJAJJAA

AQUI LES DEJO ALGO QUE ENCONTRÉ

PERDÓN, LE QUITÉ ALGUNAS EXAGERACIONES

PERO AHI QUEDÓ........

Pumas campeón, a pesar del arbitraje calderonista

Por Federico Arreola
31 de Mayo, 2009 - 22:31
Todo estaba preparado para que se coronara el equipo de futbol consentido de la familia Calderón Zavala.
Temprano en el juego, el árbitro Paul Delgadillo había marcado un penal francamente inexistente que incrementaba en forma notable las posibilidades de que Pachuca se llevara el campeonato.
Minutos después, en el medio tiempo, el dueño de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego, se sacó de la manga una promoción patriótica de su televisora con el único propósito de darle minutos de pantalla a Felipe Calderón.
Una semana atrás, también en Pachuca, Calderón había asistido al juego de semifinales de los Tuzos, lo que hizo para que no quedara ninguna duda de que la familia que actualmente reside en Los Pinos apoya al equipo hidalguense.
Desde luego, Calderón no se atrevió a acudir, el jueves pasado, al estadio de los Pumas para presenciar el primer juego de la final.
Ni loco que estuviera. Calderón sabe que no nunca será bien recibido en las instalaciones de la principal universidad mexicana........(ETC)

.
El árbitro muy probablemente sabía lo anterior y puso, por puras ganas de quedar bien, su granito de arena para apoyar la causa de Calderón: regló al Pachuca un penal.
Pero los Pumas no se iban a dejar, y no se dejaron. Con estrategia y coraje hicieron su juego y se quedaron con el campeonato.
Alguien me dijo: "El árbitro expulsó a un jugador del Pachuca. Eso habla de que no sólo favoreció al equipo que prefieren los Calderón".
Repliqué: No es lo mismo expulsar a un futbolista que regalar un gol; esto cualquiera los sabe.............

Que los Pumas visiten la residencia oficial es lo de menos. Lo interesante sería que Calderón visitara, sin guaruras, la UNAM. No lo hará. Sabe que ahí no se le quiere.

Las dos caras de la moneda

Desde hace unos días la tristeza es tan grande y tan poco densa que comienza a permear en mi espacio. De alguna manera se cuela por mis poros, la respiro y cubre mi cuerpo como una delicada capa invisible. 

Creo que es algo que se le llama empatía.

Tengo relativamente poco de conocer a una pareja singular, cuya belleza radica en la combinación perfecta de convertirse en uno solo; pero no en el sentido de mimetizarse los dos hasta lograr que no se distinga el uno del otro, o como cuando ocurre al no encontar la diferencia entre el original y su reflejo en el espejo; sino convertirse en uno solo como ocurre en una danza de alguna obra clásica, donde cada personaje tiene su papel, su vestuario, sus pasos, su fuerza natural y su expresión individual, pero que, al unísono, forman una unidad armoniosa y bien pensada, pero más que bien pensada, bien sentida.

Verlos amarse, procurarse, conocerse, es todo un placer, de esos que rayan en el límite de la envidia, pero que no logra serlo jamás, porque al menor asomo de ese sentimiento, te ves invadido por otro sentimiento, uno placentero, uno de saber que hay cosas que valen la pena, uno que te invita a solo observar y disfrutar de la imagen, como cuando uno ve un Dalí, un Velázquez, un Vreemer...

Ese es un lado de la moneda, el lado saludable que debería ser obligación transitar en esta vida, el lado que pone la felicidad de sentirse acompañado, de la convivencia diaria y de la empatía por sobre muchas cosas.

El otro lado de la moneda lo vi recientemente, la visión de un mundo rígido, racional, pragmático, un mundo que deja de lado el crecimiento sentimental y la búsqueda de la felicidad en las cosas más sencillas y naturales, un mundo que deja de lado las humildes alegrías, poco elaboradas, esas casi infanitles, de esas que hacen brillar sus ojos a los pequeños.

Un mundo pragmático lleno de obligaciones laborales, lleno de ecuaciones, seminarios, discusiones 'intelectules' que no permiten el asomo de una sonrisa, de esas que te hacen pensar que tu única valía se deposita en el número de papers que has publicado en un año; un mundo militarizado intelectualmente, donde los cabos aprenden de los generales el comportamiento ideal para sobrevivir en ese mundo lleno de violencia contra uno mismo, violencia que merma día con día la naturaleza sensible con la que fuimos equipados, esa naturaleza generadora de goces simples, esa que nos permite reírnos de un chiste bobo en el menor de los casos y, en el mayor, la que nos permite reconocer la felicidad al compartir con alguien cariño fraternal, otra vez en el menor de los casos, y, en el mayor, la de entrega de uno mismo a otra persona en un puro amor desnudo, de ese crudo, de ese sin estrategias ni cortapisas hacia tu pareja.

Espero nunca dejar de sorprenderme por lo mucho que ese mundo está insensibilizado. Espero nunca lograr entender cómo gente que ha sufrido en carne propia el desplazamiento a un plano menor que el que tiene el trabajo de su pareja, encomie la partida por razones académicas o de trabajo de alguien que se separa -afortunadamente no por muchísimo tiempo- de su amor, de su compañera, de su felicidad natural; siendo incapaz siquiera de mirar con duelo lo que alguna vez, seguramente, fue su dolor.

Espero nunca olvidar que la base de la felicidad no solo se encuentra en los logros académicos o en la publicación de un paper; pero sobre todo, espero jamás ser tan ciega y poco sensible como para olvidarme que a veces ocurre que alguien se va y alguien se queda, y que, por lo mismo, no puede haber una felicidad completa para ninguna de las dos partes, y que si uno se alegra de los logros del que se va, no implica que no dejarán sus cuatro quintas partes -citanto a Benedetti- el uno con el otro.

Espero jamás ser de los que aplaudan sin importar el sufrimiento ajeno, espero jamás ser de los que jamás pregunten si eres realmente feliz por lo que estás haciendo y dan por hecho que, en el mejor ejemplo de un pensamiento cuasimilitar, no importa lo que 'debas' sacrificar con tal de ser admintido en ese mundo de ciencia y soledad impecables; espero jamás ser de los que les parece natural vivir solos en pleno amorío con sus publicaciones, espero jamás ser de los que pongan en tercer o cuarto lugar el amor de pareja o el amor fraternal. 

Espero que, en una justa medida, por supuesto, la tristeza de un tercero siga permenado en piel y mi corazón; porque sería terrible verme donde he visto a otras personas, en ese mundo pequeñito, tan a salvo de emociones.

Pero mientras esté de este otro lado todavía, manifiesto mis más sinceros deseos de que las situaciones adversas por las que esa pareja pasará sean las menos y que ante todo recuerden que su amor es hermoso y que pronto estrán cerca de nuevo. Serán unos meses difíciles, es cierto, pero les estarán esperando unos días llenos de cariño. Ojalá ellos tengan siempre presente que ni remotamente están viviendo en ese mundo pragmático; que solo están tratando de acomodar las oportunidades que se les presentan de una forma consensuada; y que así como lo hicieron esta vez, lo harán siempre, y que su prioridad está clara: Estar juntos, tanquilos y felices.

Los quiero mucho, a ese par. Y quiero mucho a mi amiga. Y, sé que nunca será suficiente, pero siempre podrá tomar mi mano cuando la necesite, porque ahí estará a su servicio.

lunes, 25 de mayo de 2009

miércoles, 6 de mayo de 2009

Lo que me dejó el encierro


... Además de una que otra peli y de terminar de ver todos los capítulos disponibles de House y de The Big Bang Theory en línea y, claro, no podía faltar: reforzamiento obligado (:P) de los lazos familiares!!

;)

sábado, 11 de abril de 2009

Definitivamente...


       ... ME 

                ENCANTA 

                           BAILAR

martes, 17 de marzo de 2009

Atrás ni pa' agarrar vuelo!!


En algún momento dejaste de ser visión, solo el recuerdo de una imagen borrosa ocupaba sus ojos. Dejaste, también, de ser sonido, excepto en sus sueños donde recreaba tu risa. Poco después dejaste de ser tacto, el roce del viento dejó de ser el símil. Después mermaste en ser olor, ese olor del que es difícil desprendese aun.

Luego, te convertiste en palabras, en un juego de caracteres acomodados de forma precisa; te convertiste en cuento, en novela, en elegía, en poema, en aforismo, en guión. Solo palabras distribuídas  en un pedazo de un recuadro. Solo ideas etéreas. Todas ellas de 10 a 12. Palabras amalgamadas con recuerdos: lo que te daba vida. Imaginación y fantasía.

Bien, ya se dio cuenta, ahora  solo será cuestión de voltear alrededor y acordarse de que hay una realidad tangible que invade sus sentidos. Solo es cuestión de Cerrar el Libro y Seguir.

jueves, 12 de marzo de 2009

Finalmente, ocurrió...

Así es, supongo que convivir con alacranes, caras de niños y demás bicharajos, debe concluir en lo obvio: 

UN PIQUETE DE ALACRÁN EN MI PIERNA, MIENTRAS DORMÍA EN LA MADRUGADA.

Uffff.... ¡¡¡Cómo duele!!!

lunes, 9 de febrero de 2009

Hablando de causalidad


SI LA PIEDRA DICE

Si la piedra dice que quiere caerse al suelo
Cuando la arrojas al aire,
Créele.
Si el agua dice que va a mojarte
Cuando entres en ella,
Créele.
Si tu amiga te escribe que tiene deseos de venir a 
verte,
No le creas. No se trata
De una ley de la naturaleza.

BERTOLT BRECHT

miércoles, 14 de enero de 2009

HOY...

...estoy muy cansada

lunes, 15 de diciembre de 2008

MI CUMPLE















Gracias a todos los que vinieron a festejar mi cumple, a los que llegaron desde la hora de la grabación, a los que vinieron saliendo del concierto de Madonna (OLiiiiii), a los que trajeron chupe, a los que se quedaron hasta el almuerzo; y a los que no vinieron, ni se apuren que ni falta hicieron jeje (tu si Moni). Y esos desconocidos que se metieron a fajarse en la habitación, ¿que su mamá no les enseño que es de mala educación?